El místico y curandero local Odies Thiaw, todos los meses, nos deja con la boca abierta mientras nos cuenta las más bellas fábulas que de generación en generación han transmitido el saber y las costumbres de los Diola.