Los más pequeños lo dan todo en los juegos tradicionales y educativos que se organizan en la Plaza del Centro, cada dos semanas.